Comprar un colchón ortopédico

¿ Qué es un colchón ortopédico ?
Es muy dificil definir qué es un colchón ortopédico, podríamos decir que son colchones que con más y mejores garnatías en lo que a descanso, confort y salud soportan nuestra espalda, nuestras articulaciones y todo el cuerpo en general. También diremos que son colchones vinculados por lo general a prescripciones médicas traumatológicas. Por ejemplo, problemas de espalda, cuello, extremidades, piel, etc…
Diremos también que los colchones ortopédicos poseen unas funciones específicas y van dirigidos a personas que tienen problemas de espalda, dolores musculares, etc…
Aunque en un inicio los colchones ortopédicos se usan para aliviar y tratar problemas de espalda también cada vez más las personas los usan de cara a prevenir futuros dolores y corregir con garantías posturas incorrectas perjudiciales para nuestro descanso y salud.
Entre los beneficios de los colchones ortopédicos para la salud mencionaremos a continuación lo siguiente:
– Nos ayudan a mejorar nuestro descanso y dormir mejor: Distintos estudios demuestran que un buen descanso y tener una buena postura corporarl en la cama mejoran mucho la calidad del sueño y descanso y también el ciclo del sueño. Sueños más largos y más placenteros.
– Sensación de frescura: Debido a que los colchones ortopédicos descansan sobre somieres articulados y que las espumas viscoelásticas utilizadas para fabricarlos son de muy buena calidad y densidad, hacen que exista alrrededor del todos los componentes una muy buena transpirabilidad. Garantizando así la sensación de frescor y frescura durante el sueño. Estos colchones tienen una muy buena ventilación.
– Durabilidad: Los colchones ortopédicos se rigen en su fabricación por unos estándares de calidad más exigentes que los convencionales. A la hora de fabricar un colchón ortopédico los fabricantes somos muy exigentes con el producto y sus prestaciones. son productos dirigidos a personas con problemas de salud, por ello siempre máximas garantías y calidad de materiales exigente. Todo esto hace que tanto el precio de un colchón ortopédico sea algo mayor y que también la vida útil de este tipo de colchones sea mayor. Por lo general la vida útil de un colchón convencional será de de entre cinco y diez años y la de un colchón ortopédico llega a los quince con plenas garantías.
Describiremos a continuación características más técnicas y curativas de los colchones ortopédicos.
El principal objetivo de los colchones ortopédicos es ayudar a tratar dolencias en articulaciones y músculos en las personas. El uso de este tipo de colchones es muy beneficioso porque ayudan a eliminar dolores de espalda provocados por el estrés, además ayudan de forma muy significativa también a mejorar la circulación sanguínea y eliminar tensiones musculares durante el sueño y descanso. A parte de sus efectos curativos tien también efectos preventivos, como por ejemplo que ayudan a prevenir deformaciones en la columna vertebral asegurando así una corecto postura al dormir.
Cada vez más este tipo de colchones es recomendado a parejas ya que tiene una evidente y muy notable independencia de lechos, sólo se deforma el lugar de la persona que lo ocupa, evitando así la transmisión de deformaciones y vibraciosnes al otro durmiente.
Este tipo de colchones también facilita el descanso de la columna vertebral en toda una línea recta, esto sucede porque no hay deformaciones, con lo cual se evitan en todo momento contracturas y dolores musculares.
Os hablamos a continuación de los diferentes tipos de colchones ortopédicos
En general diremos que todos los colchones ortopédicos se diferenciarán de los colchones convencionales en que sus dos caras, la superior y la inferior son distintas. Una de ellas se hará con algodón y la otra cara se fabricará con lana. El obejtivo de esto es la estacionalidad. Una de ellas se utilizará en verano ( Algodón ) y la otra durante el invierno ( Lana ). Para la fabricación de este tipo de colchones siempre se usarán los mejores materiales en lo que a transpirabilidad y adaptabilidad se refiere.
Encontramos dos grupos diferentes de colchones ortopédicos, aunque por lo general, muchos de los colchones ortopédicos tienen características beneficiosas de ámbos.
– Colchones antiescaras:
Son colchones ortopédicos destinados a prevenir y evitar en el cuerpo del durmiente las úlceras por presión, es decir, heridas que suelen aparecer en la piel del durmiente provocadas por la presión externa sobre prominencias del hueso.
Este tipo de heridas o lesiones suelen aparecer en personas que están muchas horas al día sin poder moverse de la cama. Los colchones antiescaras minimizan la presión y le hace el día a día más fácil y sencillo. Son colchones muy frescos e inhibidores de la humedad y muy transpirables.
– Colchones clínicos:
Este tipo de colchones, son los que con frecuencia se usan en centros médicos, en centros geriátricos y también en hospitales. Los colchones clínicos son los mejores para personas que requiren de unos cuidados especiales y una limpieza especial también. se tiene que poder esterilizar de forma sencilla y en todo momento estos colchones son hipoalergénicos.
Otra de la de las características de estos colchones es que son muy buenos para adaptarse con garantías y de forma notable un gran número de diferentes personas, son colchones firmes pero con cualidades para durar mucho y ofrecer confort a los diferentes cuerpos que en él duerman. Generan mucha relajación y comodidad.
Una característica extensible a todos los colchones ortopédicos es que todos estos modelos y colchones son antibacteriales, repelentes a hongos y por supuesto hipoalergénicos. Además tienen unos tratamientos muy específicos contra los ácaros.

¿ Cuáles son los precios de este tipo de colchones ?
Lo que os podemos decir al respecto antes de elegir un colchón ortopédico para alguno de nosotros es que os dejéis asesorar, al fin y al cabo cuando compramos un colchón ortopédico es para mejorar nuestra calidad de vida y nuestro descanso, por lo general aquí el precio pasa a un segundo plano. Es preferible comparar sobre todo en las cualidades y características del colchón. Por ejemplo su durabilidad, su confort, su transpirabilidad , tamaño, etc…